Idiomas: English · Português
Historias Del Mundial
Share

Conoce a un Residente

Conoce a un residente de Rustenburg: Thandi

Thandi vivió seis meses. A los cinco meses fue diagnosticado positivo de SIDA.

No había vida en sus ojos; podías decirlo con solo verla que ella no estaba realmente ahí. Era tan simple como saber cuando.

Ella murió de deshidratación y complicaciones del SIDA.

Los vecinos le hicieron pasar a la mamá de Thandi, Sara, un mal momento porque ella no recurrió a médicos brujos o muti, amuletos que se usan alrededor del cuello o la cintura como protección. Pero niños que usan muti a veces mueren.

Thandi se enfermó por que fue amamantada. “yo pienso que si Sara hubiera sabido que era HIV positiva no le habría dado de lactar a Thandi”, dice Mary Rhodes, profesora de Habilidades para la Vida y El Verdadero Amor Espera. “Así es como se contagia, a través de la leche materna. Pienso que mayores exámenes y controles durante el embarazo podrían ayudar y si las personas fueran fieles en el matrimonio.”

Un mes después de la muerte de Thandi, Mary y Sara fueron a visitar su tumba. Había 20 tumbas más de niños más allá de la de Thandi. “Pienso que esto pasa muy seguido,” dice Mary.

Conoce a un residente de Rustenburg: Mary

Alto, ejes de acero sobresalen en un paisaje seco como los niños que juegan al fútbol en torno a los campos de minas de platino en las afueras de Rustenburg. Los mineros caminan hasta y desde el trabajo con enterizos de color y botas de goma.

La familia de Mary se mudó de Lesotho a este pueblo décadas atrás cuando se descubrió el platino. Ellos construyeron una choza en la barriada llamada Freedom Park Township. Un municipio es en un asentamiento informal de viviendas de lata o casas de ladrillo proporcionadas por el gobierno. Algunos tienen agua y electricidad pero Freedom Park no. No hay suficientes tiendas, escuelas y clínicas para cubrir las necesidades de todos los residentes.

Mary creció viendo a sus amigos morir de HIV/SIDA, lo que la impulso a ser enfermera. Hoy en día ella trabaja en una clínica improvisada cerca del centro del municipio. Ella visita a pacientes con HIV/SIDA, revisando su salud y asegurándose de que tomen sus medicamentos.

“Más de 2000 personas buscan a diario tratamiento para HIV/SIDA en Freedom Park,” dice Mary. “Estamos seguros de que hay más – la mayoría está avergonzada y no se examinan. Simplemente continúa expandiéndose.”

Compartir

Bad Behavior has blocked 44 access attempts in the last 7 days.